No todas las mujeres podrán ser supersónicas: las limitaciones de las brechas digitales en el ejercicio de los derechos de las mujeres.

Categoría: Noticias
Fecha de publicación

Los avances tecnológicos día tras día nos sorprenden y en muchas ocasiones nos abruman. No hemos terminado de entender cómo funciona un determinado sistema o aplicación en nuestros celulares, cuando se lanza al mercado una nueva que generalmente deja la anterior en el olvido o al menos con funcionalidad limitada. Cada vez nos acercamos más a un mundo similar a la serie animada de los años 70, “Los Supersónicos” y lo que pensamos que era imposible cada vez está más cerca de la realidad. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y este “boom” tecnológico tiene grandes implicaciones en el comportamiento del mercado laboral a nivel global, lo que popularmente se conoce como la Revolución 4.0. Nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain, el internet de las cosas, el big data, la realidad virtual, los drones y la robotización tienen la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas y simplificar las actividades repetitivas que consumen gran parte de nuestro tiempo.

Esta revolución tecnológica implica grandes desafíos para todas las personas, pero en especial para las mujeres, debido a que existen marcadas diferencias entre los hombres y las mujeres que desempeñan trabajos en el sector de Tecnologías de la información. De acuerdo con un estudio realizado por el Ministerio TIC en 2018, en Colombia solamente el 11% de las personas que trabajan en el sector tecnología son mujeres, datos que preocupan teniendo en cuenta que, muchos de los trabajos en el corto y mediano plazo dependerán del conocimiento y dominio de herramientas digitales y tecnológicas. 

La utilización de las TIC puede ser un acelerador en el empoderamiento, la defensa y el ejercicio de sus derechos, en particular en el acceso a nuevas oportunidades laborales en sectores donde la presencia de los hombres es hasta ahora mayoritaria. Adicionalmente, la utilización de estas herramientas permite que más mujeres se capaciten a través de iniciativas de aprendizaje interactivo, accedan a información de calidad y de distintas fuentes que no necesariamente están disponibles en otros medios de comunicación tradicionales e identificar nuevas formas de generación de ingresos, como por ejemplo el comercio electrónico. 

En materia de oportunidades de acceso laboral y generación d e ingresos se ofrecieron lo cursos de elaboración de perfiles laborales (Tu hoja de vida) y del uso eficiente de plataformas virtuales de emprendimiento como herramienta para impulsar los negocios e iniciativas productivas de las mujeres de la ciudad, buscando ampliar su círculo de mercadeo y las posibilidades de aumentar su rentabilidad (Ella Hace Historia, anteriormente denominado “Ella aprende – Ella emprende”). También se abrió el espacio de formación para las industrias creativas también conocidas como economía naranja, donde se fundamenta el emprendimiento a través del mundo digital (Yo en digital).