http://cid.sdmujer.gov.co/

28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres

Categoría: Histórico de noticias
Fecha de publicación

Es mi cuerpo, por eso me cuido

Proclamar el 28 de mayo como el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujeres evoca su origen en el V Encuentro Internacional Mujer y Salud de Costa Rica, realizado en 1987. Si bien en esa ocasión el abordaje del tema centró la mirada en denunciar las altas tasas de mortalidad materna y hacer conciencia sobre el drama humano, social y sanitario que esto conlleva, también derivó en incluir en la agenda el derecho a la salud sexual y reproductiva de las mujeres.

El Distrito Capital conmemora este día con el lema Es mi cuerpo, es mi decisión, son mis derechos e invitando a reflexionar en torno a que la salud es un derecho, no un privilegio, que abarca distintas dimensiones como la biológica, psicológica, social, cultural y espiritual, que incluye también los efectos de las violencias que se ejercen en contra de las mujeres y que requiere de abordajes distintos según etapa del ciclo vital.

De acuerdo con la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing[1], el derecho a la salud plena se define como “un estado pleno de bienestar, y no solo la ausencia de enfermedades o dolencias”; en la misma línea, lo plantea la Organización Mundial de la Salud[2].

Según lo estipulado por el Decreto 166 de 2010, el derecho a la salud plena de las mujeres implica el reconocimiento de sus diversas ciudadanías corporales, mejores condiciones sanitarias de promoción, garantía de acceso, oportunidad, calidad y financiación en todos los niveles de atención a los servicios de salud y seguridad social, así como la promoción del conocimiento de derechos, participación informada y toma de decisiones[3], con el propósito de:

… evitar las desigualdades injustas en el estado de salud de las mujeres en su diversidad y en todas las etapas de ciclo vital; garantizar el acceso, oportunidad y calidad de los servicios, y la financiación de acuerdo con sus necesidades, reconociendo y promoviendo el conocimiento de sus derechos, la vivencia autónoma y libre de su corporalidad y su vida, así como su participación en la toma de las decisiones que afecten su salud…” (Artículo 11, literal e).

En Bogotá se han obtenido avances en el reconocimiento de la situación y las condiciones de salud de las mujeres; sin embargo, para su abordaje integral deben incorporarse aspectos como las violencias contra las mujeres, ya que estas destruyen su salud física, mental y, en los casos en los que escala, cobra la vida de las mujeres. Su derecho a la toma de decisiones sobre su cuerpo y a conocer y decidir sobre su salud sexual y reproductiva han estado atravesados por la persistencia de los estereotipos de género y por la asignación tradicional de roles, que invisibilizan y naturalizan los problemas de salud de las mujeres. Así, la distribución de los tiempos de trabajo productivo y reproductivo representa para las mujeres dobles o triples jornadas, lo que tiene repercusiones en su salud y genera demandas de atención particulares que deben ser tenidas en cuenta a la hora de hacer una mirada sobre el estado de salud de las mujeres en el Distrito Capital.

De igual manera, la falta de información sobre el estado de salud de las personas con una perspectiva de género, la exagerada medicalización y el rol de cuidadoras delegado históricamente a las mujeres inciden en las condiciones y situaciones que en materia de salud se presentan en Bogotá para ellas.

En la presentación encontrara algunos datos básicos sobre la salud de las mujeres en el Distrito Capital, que esperamos le resulte de utilidad.  Ver presentación