Debate vicepresidencial: ¿Cómo superar la desigualdad de la mujer rural en Colombia?

Categoría: Noticias

El 11 de abril de 2018, con el apoyo de Colombia 2020, la Delegación de la Unión Europea en Colombia, la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), la Embajada de Canadá, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Mesa de Género de Cooperación Internacional, se llevó a cabo en Bogotá un debate a cargo de las personas que figuran como fórmula vicepresidencial de cara a los comicios presidenciales del 25 de mayo próximo, cuyo tema central fue la mujer rural y las propuestas enfocadas a ellas en cada programa a la Presidencia de la República.

 

A pesar de que al debate fueron invitadas las siete fórmulas vicepresidenciales, solo asistieron cuatro: Clara López, formula de Humberto de la Calle del Partido Liberal, Jorge Leyva, dupla de Viviane Morales del Partido Somos, Ángela María Robledo quien acompaña a Gustavo Petro del Movimiento Colombia Humana y Claudia López, quien junto a Sergio Fajardo lidera la campaña de Coalición Colombia.

 

Este espacio fue uno de los primeros en los que la nueva embajadora de la Unión Europea en Colombia, Patricia Llombart Cussac, participó de manera oficial; en su saludo introductorio, resaltó que el impacto del conflicto armado es desproporcionadamente alto en las mujeres del campo y que son ellas los motores de la paz y la reconstrucción en los territorios, pero que el trabajo que se debe desarrollar con estas mujeres no es sencillo puesto que la mitad de ellas vive en condiciones de pobreza.

 

Fidel Cano, director del diario El Espectador, al continuar con los saludos, revindicó en su mensaje el papel de la mujer rural en el posconflicto, seguido de Luz Nidia Pinscué, perteneciente al Consejo Regional Indígena del Huila, quien recalcó en la importancia de la implementación de la Ley 731 de 2012, Ley de Mujer Rural.

 

Paso seguido, se dio inicio al debate, moderado por Gloria Castrillón, directora editorial de Colombia 2020, con ocho preguntas trabajadas durante dos meses por diversas mujeres en los territorios rurales.

 

Entre las respuestas y propuestas de las candidatas, se encuentra la de Clara López para crear el Ministerio de la Mujer, con el fin de asegurar el enfoque de género en los diferentes proyectos de gobierno. Claudia López indicó que el camino debía estar dirigido a la transversalización de la política de mujer en todos los estamentos del Estado, propuestas que la misma Claudia López definió como dos maneras diferentes de llegar a un mismo fin. Las tres candidatas estuvieron de acuerdo en que tanto en el gabinete ministerial como en las demás entidades del Estado debe existir paridad en la asignación de cargos, en tanto Jorge Leyva aclaró que la participación no puede estar condicionada al sexo, sino que debe depender de las capacidades de las personas.

 

Con respecto a la educación, Claudia López mencionó que durante su gobierno una de las principales metas es triplicar la tasa de alfabetización de las mujeres y la construcción de diez mil aulas nuevas, de las cuales un tercio serán rurales; Clara López propuso crear un incentivo adicional para que las mejores maestras y maestros lleguen a las escuelas rurales y se mantengan en ellas, así como modificar los horarios del SENA para que se ajusten a las necesidades de las mujeres rurales; Ángela María Robledo fue enfática en el reconocimiento del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado y en la reducción del tiempo dedicado al mismo con el fin de que la mujer pueda utilizar este tiempo en la capacitación, también insistió en la importancia del fortalecimiento de la educación pública con el fin de mejorar la cualificación de las mujeres y los hombres en el campo; por último, Jorge Leyva rescató la importancia de la educación en la cívica y en los valores.

 

Las tres candidatas fueron enfáticas en la necesidad de la implementación de los acuerdos de paz, específicamente del punto uno, en la titularidad de la tierra a las mujeres y al acceso a créditos con asesoría técnica, con el ánimo de asegurar el éxito de los proyectos productivos; Claudia López aclaró que es necesaria la revisión de los estándares exigidos para la financiación, puesto que en la actualidad no se acomodan al perfil de las mujeres rurales.

 

Sumado a lo anotado, explicaron la importancia de que el Estado garantice la compra de los productos cosechados; Ángela María Robledo mencionó que durante su gobierno esta labor se haría por medio de alianzas público-populares, las cuales serían las encargadas de proveer los alimentos de la primera infancia. En línea con el tema, Claudia López recalcó la importancia de que sean las asociaciones de madres y padres de familia las que se encarguen de administrar el suministro de alimentos a sus hijas e hijos por medio de un presupuesto específico asignado en función del valor per cápita de una ingesta calórica adecuada; Clara López resaltó la importancia de la descentralización y mencionó que actualmente todo se centraliza porque se presume que hay corrupción local, pero que, al ser las propias madres y padres quienes manejen los recursos, habría una garantía de ejecución: “Nadie se va a robar la plata de sus propios hijos”.

 

Sin la reconstrucción de las vías tercerías, muchas de sus propuestas no tendrían éxito; para este punto, Claudia López se fijó la meta de adecuar el 30% de estas, con prioridad para las zonas de posconflicto.

 

Otro punto importante de discusión fue la seguridad social, la cual es limitada para las mujeres rurales. Las tres candidatas hablaron de la necesidad de subsidiar un sistema pensional que incluya a esta población. Ángela María Robledo lo nombró “piso de protección social”, específicamente con una prima pensional para las mujeres que aportan en la economía del cuidado; Claudia López habló de lo que llama “sistema de pilares”, con un mecanismo que se acomode a las condiciones diferenciales de las mujeres en el campo, como la cotización de acuerdo con el sistema laboral (cosechas, jornales, entre otros), sin embargo hizo énfasis en continuar con el aumento de la formalización laboral para garantizar una vejez digna a la población; por su parte, Clara López nombró su sistema como “piso de protección universal”, en el que conjugó el subsidio a la pensión y a los riesgos laborales de esta población.

 

En cuanto a la presencia del Estado en los territorios, las tres insistieron en la importancia de adentrarse en los mismos, por medio de la implementación de unidades conjuntas móviles en las que haya presencia de diferentes instituciones como Medicina Legal, Fiscalía y Comisarías de Familia, entre otras, lo cual garantizaría entre otros aspectos, que las mujeres víctimas de violencia puedan denunciar con todas las garantías que provee el Estado.

 

Al final del debate se dio inicio a una mesa con expertas, que buscaba el análisis de las propuestas de las candidatas. En esta mesa participaron Edilia Mendoza Roa, representante de la plataforma de incidencia de mujer rural; Aida Pesquera Díaz, directora de Oxfam Colombia; Mónica Parada, investigadora del Observatorio de Restitución de Tierras de la Universidad del Rosario y la Universidad Nacional, y Nelly Velandia, representante de la Asociación de Mujeres Campesinas, negras e indígenas de Colombia, quienes estuvieron de acuerdo en que las tres mujeres participantes no solo coinciden en varios puntos sino que en el desarrollo de debate se reflejó su preparación para responder a las preguntas elaboradas por el aglomerado de mujeres rurales, pero que la participación de Jorge Leyva resultó ser bastante desafortunada por cuanto no contestó de forma concreta a ninguna de las preguntas y sus respuestas se caracterizaron por la falta de enfoque de género y los comentarios machistas y en contra de la diversidad de las familias.

 

Las cuatro expertas mostraron su preocupación frente al silencio de las campañas presidenciales que no asistieron. Aida Pesquera mencionó que ese silencio refleja la omisión de los puntos de mujer rural en sus programas de gobierno.

 

Como recomendaciones, Mónica Parada hizo un llamado a concretar las propuestas que enmarquen la transversalización del enfoque de género, en tanto Aida Pesquera lo hizo para que los programas mencionen con mayor especificidad los temas que se trataron en el debate. Por su parte, Nelly Velandia instó a que los recursos que se destinen a mujer rural tengan un doliente específico en el gabinete y Edilia Mendoza a que las propuestas sobre el campo sean planificadas a partir de la diversidad de los territorios y sus poblaciones.

http://cid.sdmujer.gov.co/

Nos interesa saber quiénes consultan la página del OMEG, por tal razón  le pedimos que nos ayude diligenciando esta encuesta: