2019, Un año de buenas prácticas en la Secretaría Distrital de la Mujer

La Secretaría Distrital de la Mujer – SDMujer, en unión con la Dirección Distrital de Relaciones Internacionales – DDRI, participó del programa de Buenas Prácticas de la Alcaldía de Bogotá, en el marco de la iniciativa Bogotá Aprende – Bogotá Enseña, una decisión de la administración de resaltar las buenas prácticas de la ciudad y llevarlas a contextos internacionales, así como conocer, de la mano de expertas y expertos internacionales, prácticas útiles y replicables para la capital en temas diversos. Como en ningún año antes, la SDMujer fue una parte relevante en tres de las prácticas que desde la DDRI se promovieron. 

En primera instancia, fuimos parte de Bogotá Enseña, dando a conocer nuestra sobresaliente Estrategia de Justicia de Género[1], una buena práctica en el acceso a la justicia de las mujeres víctimas de violencias, estrategia con la que logramos atender a mujeres de toda la ciudad. En este sentido, cabe resaltar que brindamos orientación, asesoría y representación jurídica; formulamos instrumentos y generamos herramientas sobre no violencia contra las mujeres, como la Ley Rosa Elvira Cely; y capacitamos a más de 1.000 servidoras y servidores públicos entre los años 2015 y 2018. 

Pero esta no sería una buena práctica de no ser por su sostenibilidad y replicabilidad, en ese sentido, es relevante mencionar primero el respaldo normativo con el que cuenta, segundo la capacidad instalada a nivel central y territorial a través de las Casas de Igualdad y Oportunidades, las Casas Refugio y la Casa de Todas, tercero la alienación con la Agenda internacional como con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial el No 5 sobre Igualdad de Género y lo dispuesto por Naciones Unidas en las convenciones de CEDAW y de Belem o Pará, finalmente, resaltar su diseño, que otorga un gran espectro de acción, lo que hace de esta estrategia una iniciativa con gran capacidad de ser adaptada en otros contextos, tanto nacionales como internacionales. 

En segundo lugar, y ya enmarcadas en Bogotá Aprende, se identificaron necesidades específicas para la ciudad, lo que nos llevó, a participar en dos iniciativas concretas que fortalecieron no solo nuestro conocimiento, sino también la capacidad institucional en términos de fortalecer procesos que otorgaron herramientas útiles para dar respuesta a necesidades específicas de la ciudadanía y de la ciudad en general. 

De esta manera, fuimos coordinadoras junto con la DDRI, de la iniciativa Bogotá, Ciudad Amigable con la Población Migrante, de la que también fueron parte Migración Colombia, la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Educación, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Integración Social, entre otras. Al respecto, cabe mencionar que atender a la población migrante hace parte de una directiva distrital, en la que se especifica que se deben disponer de todos los recursos posibles y de todas las herramientas necesarias para atender de la mejor manera y, adicionalmente, es vital para esta Secretaría mejorar los procesos institucionales con el fin de servir, contundentemente, a esta población, de hecho en la estrategia Casa de Todas, donde se atienden personas que realizan actividades sexuales pagadas – ASP en contextos de prostitución, la población migrante juega un papel importantísimo, y prestar nuestra ayuda para resolver sus problemas y mejorar sus necesidades es un objetivo primordial.


Bogotá, Ciudad Amigable con la Población Migrante

Fuente propia 

 

Para fortalecer estos asuntos, contamos con la participación de Nadia Troncoso, directora general del instituto de Atención a Poblaciones Prioritarias de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad de México, quien nos contó su experiencia atendiendo las caravanas migratorias y conoció los avances transversales de la ciudad para la atención a las y los inmigrantes. 

Además de la experiencia con la población migrante, fuimos parte de la Buena Práctica[2] Indicadores y presupuestos con perspectiva de género: Un desafío para la ciudad.  En esta práctica nos acompañó la experta Lorena Barba, oficial de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe en planificación y presupuestos con enfoque de género, quien nos ayudó, entre otros asuntos a comprender conceptos importantes como techos de cristal, escaleras rotas y pisos pegajosos, términos que nos permiten entender diferentes escenarios con los que se encuentran las mujeres en contextos laborales. 

Jefes de planeación del Distrito, funcionarias del DNP, participantes de la SDMujer y representantes de nuestro Observatorio de Mujeres y Equidad de Género – OMEG, acompañaron esta experiencia en la que, entre otras cuestiones, se mejoró la metodología de construcción de indicadores género-sensibles del distrito y se desarrolló una metodología sobre presupuestos sensibles al género que se espera pueda ser transversalizada a los demás sectores de la administración. 

Como complemento a lo anterior y gracias a las acciones de la DDRI, Bogotá obtuvo en 2019 la presidencia de la Unión de Ciudades Capitales de Iberoamérica – UCCI. Como parte de los eventos que realiza esta red, se llevó a cabo en Bogotá el X Comité Sectorial de Igualdad de la UCCI, en el que se intercambiaron conocimientos sobre seguridad en el espacio público, acceso a la justicia, e igualdad de género en el ámbito institucional, en especial en lo que se refiere a políticas públicas que desarrollan los gobiernos locales para la equidad de género. Así, Bogotá y la SDMujer se posicionaron como un agente de cambio y manifestaron su intención de continuar generando acciones con miras a la igualdad de género y al empoderamiento de las mujeres y las niñas como una condición para el desarrollo. 

 

X Comité de la UCCI

Fuente: https://www.flickr.com/photos/sdmujer/albums/72157691067123873 

 

En la SDMujer nos quedamos cortas en las palabras de profundo agradecimiento que tenemos para la Dirección Distrital de Relaciones Internacionales en su empeño por llevar los conocimientos, experiencias y prácticas relevantes de la ciudad a otros países de Latinoamérica y el mundo; y en sus labores para traer los saberes de otras partes relevantes para el mejoramiento de la capacidad institucional. 

Esta es apenas, una pequeña parte de lo que la SDMujer hizo en temas de intercambio de experiencias, esto es solo la muestra de lo que trabajamos con la DDRI, pero cabe resaltar, también, que en 2019 fuimos parte del Evento de Seguridad y Presencia Laboral de Mujeres en el Transporte Urbano en Lima, Perú con el proyecto de Cooperación Internacional Me Muevo Segura en el que prevenimos la violencia contra las mujeres en el espacio y el transporte público;  estuvimos en el "Mobilize Summit" de la Iniciativa de Transformación de la Movilidad Urbana – TUMI por si siglas en inglés, en Fortaleza, Brasil, donde la SDMujer participó del panel “El costo de re-humanizar las calles” también con el proyecto Me Muevo Segura; en Montevideo, Uruguay fuimos parte del “I Intercambio Regional del Programa Ciudades Seguras para mujeres y niñas en el espacio y el transporte público” con nuestras actividades y resultados dentro del Programa de Ciudades Seguras Bogotá, del que somos parte desde el año 2017, además, la Subsecretaria de Políticas de Igualdad estuvo en Corea del Sur, donde participó del “Programa Vocacional de Desarrollo para las Mujeres 2019”, uno de los escenarios estratégicos dentro de la agenda internacional en temas asociados a la elaboración y desarrollo de políticas públicas con enfoque en derechos, género y diferencial, con miras a la transversalización, territorialización, corresponsabilidad y gestión de conocimiento para garantizar el cumplimiento de los 8 derechos priorizados. 

 

Programa de Desarrollo Vocacional para Mujeres 2019, Corea del Sur

Fuente propia 

 

Y no solo compartimos nuestras experiencias en contextos internacionales, también recibimos a diferentes comisiones interesadas en conocer cómo hacemos las cosas, cómo empezamos o qué hacemos para mejorarlas. Ejemplo de esto la visita de la Gobernación de Atlántico, quienes están iniciando su Secretaría de la Mujer; la visita de representantes de Guayaquil, quienes se convirtieron apenas en una Dirección (lo que en Bogotá es una Secretaría) y se interesaron en conocer nuestros proyectos de cooperación y el funcionamiento de la entidad; o la visita de representantes de transporte Perú, quienes por invitación de la GIZ asistieron al Seminario Internacional del proyecto Me Muevo Segura y conocieron, en las instalaciones de la SDMujer, la alienación con el Consejo Consultivo de Mujeres, la estrategia de Transferencia de Conocimientos, el Observatorio de Mujeres y Equidad de Género y los proyectos de Cooperación Internacional que aquí se han desarrollado. 

 

Visita técnica de la municipalidad de Guayaquil

Fuente propia 

 

En definitiva, 2019 fue un año de gratas experiencias, de grandes logros y de muchos intercambios, de alimentar, realimentar y mejorar, un año de gratas alianzas con nuestros cooperantes y de agradecimientos, al Banco de Desarrollo de América Latina CAF, a la Agencia de Cooperación Alemana GIZ, a la iniciativa TUMI, a ONU Mujeres y a todos nuestros cooperantes, con quienes hemos construido hombro a hombro posibilidades para mejorar la experiencia de las mujeres en Bogotá.

[1] Para conocer más de esta estrategia, pueden consultar el siguiente enlace: http://internacional.secretariageneral.gov.co/sites/default/files/contenidosweb/3.2.1%20Documento%20de%20sistematizacion%20Estrategia%20Justicia%20de%20Genero.pdf; si desean conocer otras estrategias de Bogotá Enseña, pueden consultar a continuación: http://internacional.secretariageneral.gov.co/buenas-practicas/bogota-ensena 

[2] Para más información pueden consultar las Buenas Prácticas de Bogotá Aprende en la página de Bogotá Internacional a través de http://internacional.secretariageneral.gov.co/buenas-practicas/bogota-aprende